Pues sí, existe un nuevo termino que se usa en algunos círculos: flexivegano o flexitariano, son dos términos que indican, según la wikipedia, una manera de entender la dieta vegetariana o vegana con alguna ingesta ocasional de productos de origen animal.

Tabulé de Verduras

Más allá de las modas, el veganismo es una forma de vida en la que el respeto por la vida animal es la prioridad número uno, se aplica en todos los campos del día a día, desde el champú a la ropa, pasando por todo tipo de consumibles que podamos imaginar, es vivir consumiendo productos en los que ningún animal haya sufrido para obtenerlos.

Desde un punto de vista nutricional y gastronómico, la dieta flexivegana es algo muy similar a la Dieta Mediterránea, dónde la principal fuente de alimentos son las frutas y verduras, algo obvio y más en Valencia, dado que vivimos rodeados por una huerta rica en variedad y en calidad. En Sargantana cocinamos las recetas que se han ido transmitiendo de generación en generación y que, más allá de modas, suponen la base de una dieta muy equilibrada, dónde el aporte de vitaminas, minerales y proteínas de origen vegetal es el máximo exponente de la misma. Nos gusta la verdura y nos gusta que guste y si, además, podemos colaborar a que tod@s tengáis la posibilidad de disfrutar de nuestro trabajo pues mejor todavía.

Cada semana destinamos el martes a las elaboraciones sin ingredientes de origen animal, el #martesvegano es nuestra forma de rendir homenaje a todas esas personas que luchan día a día por los derechos de nuestros compañeros de planeta y, de paso, recuperar recetas en extinción y disfrutar de platos tan sencillos y tan sublimes como unas alcachofas salteadas con ajetes o una buena menestra de verduras. Obviamente también los preparamos el resto de días, incluyendo siempre un mínimo de cuatro elaboraciones veganas en nuestra oferta.

Asimismo, dado el incipiente aumento de intolerancias y alergias, producidas en su mayoría por la ingesta de alimento ultraprocesados, la dieta vegana supone múltiples beneficios para tod@s, pues nos permite ofertar elaboraciones libres de lactosa o azúcares refinados que ayudan a una mejor calidad de vida. Estamos en pleno proceso de cambio de nuestras tartas, introduciendo al mayoría de ellas veganas y sin gluten, garantizando así que cualquiera, practique la vida que practique, pueda disfrutar de ellas,

Nuestras primeras Tartas Veganas y Sin Gluten

Desde aquí sólo queremos recordar que el respeto a cualquier forma de vida, así como a cualquiera manera de vivir es la base de la convivencia y si podemos, además, hacer felices a más personas, nuestro objetivo se verá cumplido.

Por último añadir que ser flexivegano también implica mejorar nuestro entrono, los pequeños gestos son los que, al final, dan grandes resultados, por eso nuestras bolsas de basura, envases y papel proceden de producto 100% reciclado, contratamos energía procedente de energías renovables o usamos motos eléctricas que no generan CO2, mejorar el planeta es algo que todos estamos obligados a hacer y, os podemos asegurar, que no cuesta tanto y vale la pena el resultado. Y no nos podemos ir sin decir que nos encantaría poder practicar el veganismo al 100%, pero somos omnívoros y cocinamos para tod@s, aunque nuestro corazón sea verde.

Gracias por leernos, nos vemos en Sargantana.