Cuestión de Principios

Cuestión de Principios

Desde hace más de 20 años que inicié mi aventura culinaria siempre he defendido que, al igual que las personas tenemos nuestros principios, las empresas deben de tener los suyos y más si se trata de microempresas como es mi caso.

Llamarme empresario me viene grande, pues soy un cocinero enamorado de su trabajo y que disfruta sabiendo que su esfuerzo obtiene como resultado placer y felicidad, por eso Sargantana soy yo y yo soy Sargantana. Much@s conocéis mi trayectoria y habéis oído hablar del Sarganático, la Sarganprincesa, las Sargancenas o el Sarganfree, todo aquello que me rodea es Sargan. Y lejos de una estrategia empresarial es un modo de vida que empapar todo mi día día, por eso mi trabajo no podía ser menos.

Ahora viene la parte de «Márketing» dónde todos mis amig@s que trabajan en este mundo y el de las Redes Sociales siempre me han insistido en que aquello que no se ve no se sabe y que debería de informar de todas las acciones que realizo, porque, más allá del objetivo de placer y realización personal, es un sobreesfuerzo que no busca recompensa pero sí te diferencia del resto de empresas.

Quizás por eso hemos certificado la empresa como km0, es decir, consumidora de productos locales, así como de productos ecológicos y Bio, no por estar cargados de medallas sino por lo que implica este tipo de denominaciones. Conozco personalmente a casi todos los productores que me sirven, así como a sus distribuidores, en muchos casos la misma persona, y cual es su manera de trabajar que se resume en 3 palabras: artesano, cercano y de calidad.

Por todo esto que desde hace unas semanas tenemos nuestro decálogo de empresa, nuestra explicación a tod@s vosotr@s de todo lo que hacemos por mejorar esta sociedad que nos rodea, porque sin clientes nuestro trabajo no es posible y si no cuidamos de nuestra sociedad nos quedaremos sin consumidores y por ende sin negocio. También hay una parte, no menos importante, que justifica los precios, entendemos que no somos caros aunque, obviamente, hay casas de comida en Valencia con precios más bajos, quizás porque compran un arroz marca blanca a 0,70€ el kg, mientras que nosotros compramos el arroz de Alepuz variedad Albufera de la DO Valencia a 2,70€. ¿Dónde está la diferencia?¿es puro postureo?, la respuesta es obvia: NO. Cualquiera que haya probado nuestros arroces habrá descubierto un grano sabroso, carnoso, entero y consistente, con una cocción idónea y una contundencia de sabor envidiable. Esto es extrapolable a los tomates, la calabaza, las carnes o los pescados.

Del mismo modo que sigo colaborando en todo lo que puedo con las acciones sociales, he sido voluntario social durante 15 años y por eso siempre h realizado algún tipo de acción social, desde las donaciones a ASPANION del 0,7% de la facturación del restaurante a las colaboraciones actuales con Amigos de la Calle con nuestras Raciones Solidarias o las diversas acciones puntuales como la recogida de tapones o el apoyo a familias necesitadas. No estamos solos, ni como individuos ni como empresas y por eso debemos coalborar en hacer crecer nuestra comunidad y mejorar su calidad de vida

Así pues, aunque sea más largo el camino e implique más esfuerzo, aquí seguiré cocinando con mis principios, salseándolos con amor y sazonándolos con pasión, porque sin estos pasos mi comida no sabría igual y creo, al igual que vostotr@s, que no es bueno meterse cualquier cosa en la boca ;).

Nos vemos dónde siempre: en Sargantana,

JuanRa Aparisi

A propósito de la Pandemia

A propósito de la Pandemia


Sabemos que el titular no es muy halagüeño, pero somos gente positiva y queremos sacarle la parte buena a esta situación tan anormal como preocupante. Llevamos más de 6 meses desde que se declaró la pandemia a nivel mundial y han sido muchas experiencias, sentimientos y situaciones las que todos hemos vivido, en nuestro caso nos quedamos con todo lo positivo y todo lo que hemos ido mejorado en estos meses.


El principio fue muy duro, durante el confinamiento salíamos a trabajar cada día con mucho miedo a la vez que esperanza. Nos desplazábamos por una ciudad fantasma pasando varios controles de policía hasta llegar a la tienda para, una vez allí, cocinar para apenas 3 o 4 clientes, eso sí clientes imprescindibles, como los médicos del ejército que venían a última hora a por sus raciones o el comandante viudo retirado que sólo tenía nuestra tienda como local de avituallamiento. Cada día, al terminar el servicio, las muchas raciones que no se habían vendido las llevábamos al Hospital Clínico de Valencia, allí nos recibían con una sonrisa de oreja a oreja pues sus turnos de 12 horas sólo tenían como comida aquello que se hubieran traído de casa o los «aperitivos» de un máquina expendedora casi vacía.


A los pocos días, tras realizar varios contactos, descubrimos a la Asociación Amigos de la Callepor mediación de ellos comenzamos a cocinar cada día más de 40 menús para familas necesitadas, lo cierto es que todos los proveedores se volcaron en el proyecto, haciéndonos llegar materias primas para poder cocinarlas y llenar esos envases de ilusión y esperanza. Fue una experiencia muy enriquecedora, alegre y amarga a partes iguales y cargada de emoción y solidaridad.


Durante este proceso también conocimos a Mastika L’Horta, una pequeña empresa cuyo objetivo es la comercialización de frutas y verduras ecológicas y sostenibles, tienen sus campos en Castellar y la calidad de sus productos es irrefutable, de hecho muchos de nuestros clientes han notado el cambio a mejor. A día de hoy somos punto de recogida de sus porductos para que todos podamos disfrutar de la calidad de su huerta.


También mejoramos nuestro servicio de reparto a domicilio, colaborando con Muving en el reparto de nuestros productos en la ciudad de Valencia, usando vehículos sostenibles y haciendo llegar las raciones a todo aquel que no pueda o no quiera desplazarse, porque para disfrutar de una buena gastronomía no hay que ir muy lejos. 


Y en la última etapa hemos desarrollado nuestro #SarganPack una manera segura de hacer llegar nuestras raciones a cualquier punto del territorio nacional de la península. Está teniendo bastante éxito y ya hemos hecho envíos a Barcelona, Badalona, Móstoles, Málaga, Sevilla…. Una manera de comer bien para todos aquellos que no disponen de tiempo o conocimeinto para poder realizar un menú saludable y sabroso, e incluso una manera de mandarle comida a tu hijo o tu familia, auqnue no estés cerca físicamente de ellos.

Como veis siempre hay algo bueno, hasta en los peores momentos, ahora confiamos en que esta pandemia nos sirva de reflexión. Quizás el sistema no funcione tan bien cómo pensábamos, quizás el modelo de sostenibilidad haya que mejorarlo, quizás es tiempo de ser más solidario, de consumir en los negocios locales productos locales para no depender de empresas multinacionales cuyo único objetivo es una cuenta de resultados muy positiva. Desde Sargantana creemos que otro mundo es posible y seguimos luchando por ello día a día, porque con cariño, voluntad y pasión todo puede cambiar, seguimos en el camino porque somos #algomásquecomida




#SarganPack Semanal

#SarganPack Semanal

Sois much@s l@s amig@s y conocid@s de todo el territorio nacional que nos habéis preguntado cómo poder disfrutar de Sargantana Para Llevar en vuestras casas y por eso, tras varias semanas de desarrollo, lanzamos nuestros Sarganpacks.

Es el sistema ideal para tener lista tu comida de cada día en la oficina o en casa, enviársela a tus padres para que coman sano y saludable durante toda la semana o ahorrarte preparar los tápers de tu hij@ cuando se va a la universidad. Nuestro objetivo es haceros la vida más fácil. La oferta se compone de diversas recetas de todos los grupos alimenticios (proteínas, carbohidratos, verduras, etc..) con opciones sin gluten, sin lactosa, veganas y vegetarianas. Cada elaboración llega con su correspondiente etiqueta de ingredientes y alérgenos para que puedas disfrutarla sin preocuparte de nada más que comer.

Las raciones que enviamos se elaboran el mismo día y las enfriamos con un abatidor de temperatura a 4ªC para mantener todas sus cualidades nutritivas y organolépticas y que puedas disfrutar de ellas como si estuvieran recién hechas. Los envases que utilizamos son de polipropileno, un material que aguanta perfectamente su uso en microondas, por lo que puedes calentar tus raciones en el propio envase, además tendrás un práctico envase al que confiamos le des una larga vida, antes de enviarlo al contenedor de reciclaje.

El funcionamiento es muy sencillo:

  • Entra en nuestra tienda online pinchando aquí y elige tus raciones para configurar tu  #Sarganpack . Los packs contiene de 1 a 8 raciones, respectivamente y se envían cada día a las 16 horas en una caja térmica, debidamente sellada a 4ºC para que lleguen en menos de 24 horas del martes a la dirección que hayas indicado y puedas disfrutar de ellos durante los siguientes 7 días.
  • Si vas a pedir Pasta no olvides elegir tu salsa y en el caso de las carnes elige tu guarnición entre las disponibles
  • Cuando recibas tu pedido, debes de mantener refrigeradas (por debajo de 6ªC) aquellas elaboraciones que no vayas a consumir en el día. Recordarte que al ser productos frescos y recién hechos los puedes congelar con un máximo de 30 días para su consumo.

La hora límite para la realización de pedidos son las 12 horas, los pedidos que se recepcionen después de esa hora y hasta las 16 serán procesados y enviados al siguiente día hábil, es decir, si tu pedido lo haces a partir de las 12 saldrá al día siguiente en vez del mismo día.

 Los días de entrega son de martes a viernes en horario laboral.

Esperamos que podáis disfrutar de este nuevo servicio y confiamos en ayudaros a hacer más fácil vuestro día a día nuestro principal objetivo es garantizaros una comida sana, saludable y sabrosa con el mínimo esfuerzo por vuestra parte, gracias por contar con nosotros.

#ValenciaSolidaria

#ValenciaSolidaria

Sabemos que son momentos difíciles para todos, llevamos desde el 14 de marzo de 2020 de confinamiento por la crisis provocada por el Covid19 y desde el primer momento, tras superar las dudas si podíamos abrir o no, en qué condiciones había que hacerlo, cómo debíamos trabajar y un sinfín de dudas más arrancábamos nuestros fogones el 17 de marzo. No tardábamos ni una semana en darnos cuenta que la situación era realmente preocupante. Nuestros clientes eran personas jubiladas que viven solas y no pueden cocinar, médicos militares (estamos frente a gobierno militar) que venían de guardia y no tenían dónde comprar comida ni cocinar. A raíz de esto pensamos en toda a gente sin recursos de dónde iban a comer. Ya no había bares o restaurantes que les dieran algo de lo que había «sobrado» ese día, no podían ni estar en la calle (y no hablamos sólo de los sintecho).

Bolsas entregadas en el Hospital Clínico de Valencia

Por nuestra parte hicimos un llamamiento en Redes Sociales del que se hizo eco nuestra amiga Silvia Soria en su programa El Forcat De SIlvia en cvRadio para solicitar ayuda de compañeros cocineros y hosteleros, así como proveedores para poder cocinar para todas las personas de la ciudad que pudieran necesitarlo, lamentablemente no obtuvimos respuesta, entendemos que los primeros días estaban cargados de miedo y desconcierto. Por suerte llegó la fundación del cocinero José Andrés, la World Central Kitchen, bajo la que muchos profesionales decidieron dar el paso de ayudar y colaborar, se están elaborando unos 1500 menús diarios, pero aún no era suficiente. Estos menús se reciben por parte de los usuarios un día sí y un día no, lo cual significa que el alcance a unas 3000 personas sólo les cubre el 50% de sus comidas (no hablamos ya ni de cenas ni de desayunos), no era suficiente y seguimos pensando cómo podíamos ayudar. Cada día las raciones que no se vendían las entregábamos en el Hospital Clínico de Valencia para que nuestros sanitarios pudieran alimentarse de algo más que comida de una máquina de autoservicio.

Primera sede de World Central Kitchen de Jose Andrés en Valencia

Corría el 12 de abril cuando un personaje contactaba con nosotros ofreciéndonos todos los recursos , tanto humanos como de materia prima, que necesitáramos.No lo pensamos ni un segundo y empezamos a contactar con todo aquel que supiéramos que podía conocer gente necesitada, no tardaron en llegar las solicitudes, desde la Asociación Amigos de la Calle nos pedían diversas raciones para gente necesitada, coordinados con varias asistentes sociales de los barrios nos poníamos a recoger las solicitudes y Jaime de la Asociación nos hacía llegar la necesidad de unos 300 menús día sí día no. El martes 14 de abril empezábamos el proyecto, por lo que ese fin de semana empezamos a movernos para conseguir material. .El susodicho personaje nos sorprendía el día 14 por la tarde con que había conseguido 10 kg de arroz y 50 panes que teníamos que recoger en El Palmar, obviamente no tenemos la capacidad de duplicar el arroz y el pan, por lo que volvimos a contactar para poder ofrecer lo que, desde nuestra humilde empresa, podríamos aportar, no podíamos permitir que este contratiempo arruinara todo el proyecto.

El mismo día 15 hacíamos la primera entrega de 30 menús. La mujer de JuanRa, Inma,cocinaba en casa una coca de llanda para la merienda de los más pequeños y por la mañana del 15 JuanRa, junto con Marta e Inma cocinaban  esos 30 menús compuestos por un primero, un segundo y pan. No han pasado ni 15 días y ya estamos preparando 45 menús diarios, desde aquí queremos agradecer a todos los proveedores que están colaborado en este proyecto de #ValenciaSolidaria aportando lo que buenamente pueden. Queremos hacer especial hincapié en que todos ellos son pequeñas empresas, muchas de ellas micropymes con uno o dos trabajadores que lo están aportando todo a cambio de una sonrisa. Nosotros estamos conociendo a los destinatarios, en las entregas de comida y algunos de ellos, como Carlos o Zara, están viniendo a echarnos una mano a cocinar y podemos asegurar que las historias son estremecedoras. No sabemos cuanto tiempo podremos estar haciendo esto, pues nuestra empresa debe de recuperarse y volver a pleno rendimiento, lo que sí sabemos es que mientras podamos seguiremos haciéndolo, una sonrisa bien vale el esfuerzo. 

GRACIAS A

LEVADURAS VALENCIANAS (donación de pan precocido)

CARNICERÍA PALANCA (donación de carne de ternera)

SUMINISTROS DESEVAL (donación de envases desechables)

COLONIALES EL SOL (donación de productos perecederos)

FRUTAS MASSANASA (Donación de pasta alimentaria)

ALBUFERA FOODS (donación de arroz DO Valencia)

UNIPRO UNIFORMES (donación de mascarillas)

POLLOS PLANES (donación de carne de pollo)

Sargantana dónde quieras de tu ciudad

Sargantana dónde quieras de tu ciudad

Renovamos nuestro Servicio a Domicilio en Valencia Ciudad, desde nuestra apertura del Restaurante en el año 2000 siempre hemos apostado por sinergias con pequeñas empresas locales y nacionales así que, mejoramos nuestro Servicio a Domicilio con dos nuevas empresas que nos acompañan en el camino: Appreciem y Muving.

Nuestro equipo viene cada día cargado de ilusión y sale a repartir a toda la ciudad de Valencia, para que nadie se quede sin disfrutar de nuestra gastronomía, en tu casa, en el trabajo o dónde tú quieras o puedes pedirlo para otra persona (tus padres, tu pareja, tus hijos), solamente has de indicarlo al finalizar tu pedido en la dirección,

Para hacer el pedido, tan sólo has de dirigirte a nuestra página web y pinchar en la foto de nuestro Servicio a Domicilio o ir directamente a nuestra Tienda On Line.

Una vez allí, elige tus raciones, sólo estarán disponibles las que hacemos ese día, puedes pedir también tu bebida, pan, cubiertos y todo lo que necesites para tu comida o cena diaria.

Al finalizar el pedido elige recoger en tienda o servir a domicilio y realiza el pago cómodamente con tu tarjeta de crédito o débito. En ambos casos tu pedido estará listo en, aproximadamente, 30 minutos y podrás pasar a por él o disfrutarlo en casa o en el trabajo.

Dada la situación actual la entrega se puede realizar sin contacto con el repartidor, sólo has de indicárselo cuando te llame al telefonillo para que te lo deposite dónde tú desees, tu pedido estará listo para ser disfrutado

Recuerda que nuestras elaboraciones son de edición limitada, no tardes en hacer tu pedido pues algunas raciones se acaban rápido ;).

Por último queremos destacar que realizamos el reparto con motos eléctricas de una empresa nacional, MUVING, cuyas motos son sostenibles y no emiten CO2 al planeta, seguimos con nuestro compromiso de tener un negocio sostenible y amable con el medio ambiente.

Por otra parte APPRECIEM es una plataforma que nace para cercar el negocio local a los ciudadanos, además de nuestra tienda podrás encontrar muchas más tiendas de proximidad, de todo tipo, verdulerías, carnicerías, pescaderías, todo lo que necesites comprado en tu ciudad cómodamente desde tu dispositivo.

Desde Sargantana Para Llevar deseamos que todos estéis bien, así como vuestros familiares y os ayudamos para que no os tengáis que mover de casa, este virus lo paramos entre todos, es momento de conciencia social y solidaridad y de devolver a la sociedad todo lo que nos ha dado, nosotros salimos para que tú no tengas que hacerlo.

¡Gracias por confiar en Sargantana Para Llevar!

Rossejat Torrentí o Cassola de Sant Blai

Rossejat Torrentí o Cassola de Sant Blai

Vamos con el segundo arroz de las Jornadas De Arroces Tradicionales Valencianos y le toca al afamado Rossejat Torrentí, un arroz que cuenta con su Concurso Internacional que se celebró el pasado 14 de enero en el cual todos l@s torentin@s y foráne@s compiten para descubrir quién prepara el mejor Rossejat.

La elaboración de este arroz es muy similar al Arroz al Horno, las variaciones vienen al eliminar la Patata y el Tomate a rodajas y añadir las famosas pelotas unas dulces y otras saladas e incluir el blanquet y el chorizo, así que pasamos al listado de ingredientes.

INGREDIENTES (Para 8 personas)

  • 1 kilo de arroz

    Pelota Dulce

  • 1 tomate

    Pelota Salada

  • 4 morcillas de cebolla
  • 4 blanquets
  • 250 gr costilla de cerdo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharita de Pimentón de la Vera
  • 2 pelotas saladas
  • 2 pelotas dulces
  • 500 gr. De garbanzos cocidos
  • Sal
  • Azafrán
  • Colorante
  • Aceite
  • Caldo de Cocido

PARA LAS PELOTAS DULCES        PARA LAS PELOTAS SALADAS

  • 250 gr Carne Picada Mixta                                              ⋅ 250 gr. Carne Picada
  • 3 Huevos                                                                          ⋅ 2 Huevos
  • 50 gr Harina                                                                     ⋅ 50 gr Harina
  • 50 gr Pan Rallado                                                            ⋅ 50 gr Pan Rallado
  • Canela al Gusto                                                               ⋅ 2 Dientes de Ajo
  • 50 gr de Azúcar Blanca                                                   ⋅ Perejil al Gusto

ELABORACIÓN

 

Lo primero que haremos es preparar las pelotas en la víspera, hay que mezclar todos los ingredientes, la única salvedad es que en la pelota dulce se añaden sólo las yermas y se reservan las claras para freírlas después. El truco que se utiliza es hacer las saldas redondas y las dulces alargadas, así las podremos distinguir una vez cocinadas.

Todos los ingredientes a falta del caldo

Comenzamos sofriendo el ajo picado en el aceite con cuidado que no se queme poniendo en una cazuela un poco de aceite dónde vamos a freír las pelotas, las saladas las rebozamos en harina antes de freírlas y las dulces en clara de huevo y reservamos las pelotas. Añadimos las costillas y las doramos, las reservamos y doramos ligeramente el blanquet, nosotros le pusimos también panceta para darle algo más de vidilla. Una vez retirado todo añadimos el pimentón, el azafrán y el tomate triturado y sofreímos conjuntamente, es el momento de añadir el arroz y dorarlo para que quede bien sellado y luego se cueza bien en el horno.

Precalentamos el horno a 220ºC y añadimos todos los ingredientes en la cazuela, finalmente añadimos el caldo y removemos para que se distribuyan todos los ingredientes, es el momento de

Listo para Hornear

ponerlo al horno y dejarlo hacer unos 45 minutos.

El resultado es espectacular, hay que tener cuidado de no pasarse en la cantidad de pelotas,a nosotros se nos fue la mano y casi no se veía el arroz, pero salió bien bueno y todo aquel que lo probó nos lo confirmó.

Esperamos que disfrutéis con esta receta, nosotros nos ponemos con al próxima que quedan muchos arroces por recuperar. ¡Buen Provecho!